Las trayectorias escolares identifican las necesidades de los estudiantes para realizar una intervención oportuna, estas pueden relacionarse con otras variables de tipo sociodemográfico, antecedentes académicos de los estudiantes (en el nivel académico anterior), entre otros.

La trayectoria escolar contempla: Indicadores de rendimiento académico (por alumno, por grupo, por unidad de aprendizaje y por cohorte) estos Indicadores de riesgo académico (alto, bajo y sin riesgo, Indicadores de eficiencia (aprobación/reprobación por grupo, por cohorte, por unidad de aprendizaje, rezago académico, abandono escolar y eficiencia terminal).

Esta Área coadyuva en la información para el seguimiento académico y estadísticos del tránsito de los estudiantes por la institución en cada una de las escuelas.